Verduras fritas, tiernas y crujientes

Contenido

Una de las virtudes más aplaudidas de la cocina japonesa es, sin lugar a duda, su ligereza. El uso de grasas es mínimo y en general se trata de una gastronomía poco energética, digestiva y altamente nutritiva. De ahí que encontrar tempuras, o sea, fritos, entre sus platos más habituales resulte sorprendente.

La tempura es una preparación de origen japonés que se utiliza para pescado, aves, carnes blancas y, por supuesto, verduras cortadas en pequeños trozos y posteriormente rebozadas y fritas en aceite.

En cualquier caso, el resultado es una fritura colorista y deliciosa que esconde bajo una capa crujiente un corazón vegetal y tierno. Es imprescindible, eso sí, tomarlas recién hechas. Y si además se aderezan con un poco de salsa de soja, mucho mejor.

En definitiva, una tempura es una forma muy atractiva de tomar verduras y siempre que esté bien elaborado, gana en sabor a las verduras simples hervidas y conserva mejor los nutrientes. En contrapartida, su aporte energético es mayor, por lo que es aconsejable no abusar de él. Una buena fórmula para elaborar una masa de rebozado para tempura es mezclar suavemente harina fría, agua helada y yema de huevo.

Fuente: Hoy

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar...