Valoran labor de la Superintendencia de Bancos

Contenido

  • Trabajos realizados por la Superintendencia de Bancos en procura del fortalecimiento de las normas y medidas de Prevención de Lavado de Activos

Santo Domingo. La Superintendencia de Bancos de la República Dominicana está trabajando activamente en el fortalecimiento de los aspectos relativos a las disposiciones en materia de prevención de lavado de activos y financiamiento al terrorismo, tanto en los que son de su competencia directa como Organismo Supervisor de las entidades de intermediación financiera y cambiaria, y como miembro del Comité Nacional Contra el Lavado de Activos (CONCLA). Además ha proporcionado apoyo a instituciones relacionadas.

Entre las acciones y trabajos ejecutados se destacan los siguientes:

  1. Fortalecimiento de las normativas en materia de prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

La Ley No.72-02 Contra el Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas y Otras Infracciones Graves, de fecha 04 de junio del año 2002, define las conductas que tipifican el lavado de activos procedentes de determinadas actividades delictivas y otras infracciones vinculadas con el mismo, las medidas cautelares y las sanciones penales. También establece los mecanismos e instrumentos necesarios para la prevención y detección del lavado de activos, determinando los sujetos obligados, sus obligaciones, así como las sanciones administrativas que se deriven de su inobservancia.

Actualmente, la República Dominicana está trabajando en un proyecto de modificación de la Ley No. 72-02 Contra el Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas y Otras Infracciones Graves, de fecha 04 de Junio de 2002, con la finalidad de actualizarla conforme a los lineamientos internacionales sobre la materia.

La propuesta legislativa se ha concebido sobre la base de la evaluación de los riesgos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo (LA/FT), por lo que se ha recomendado que en la misma se requiera que los sujetos obligados cuenten con políticas, controles y procedimientos, aprobados por el Consejo de Administración u órgano equivalente y ejecutados por la Alta Gerencia, que les permitan identificar, evaluar, monitorear y comprender sus riesgos de Lavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo (LA/FT). En adición, se definen los diferentes niveles de debida diligencia (básica, simplificada y ampliada) y se incorporan las actualizaciones de las cuarenta (40) recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) publicadas en febrero de 2012.

En adición, desde la Superintendencia de Bancos se han emitido y actualizado normativas orientadas a mejorar y fortalecer las disposiciones relativas a la prevención de lavado de activos. En ese sentido, en diciembre de 2014, se emitió y puso en ejecución una nueva versión del Instructivo de Conozca su Cliente, con la finalidad de mantener actualizados los lineamientos establecidos para que las entidades de intermediación financiera y cambiaria actualicen sus políticas, de acuerdo a las nuevas prácticas internacionales en materia de prevención de lavado de activo y financiamiento al terrorismo.

Este instructivo será sustituido por el “Instructivo sobre Debida Diligencia” en el cual se amplía el alcance de las disposiciones sobre debida diligencia, conforme a las mejores prácticas internacionales, así como a las cuarenta (40) recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y para cumplir con las disposiciones de la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero (FATCA, por sus siglas en inglés) según el acuerdo establecido entre los gobiernos de Estados Unidos y República Dominicana. En dicho instructivo también se incorporan mecanismos que permitirán a esta Superintendencia de Bancos verificar la aplicación oportuna y eficaz de las disposiciones contenidas en el mismo por parte de las entidades de intermediación financiera y cambiaria.

Asimismo, en diciembre de 2014, la Superintendencia de Bancos actualizó las instrucciones sobre las Funciones y Responsabilidades del Oficial de Cumplimento, conforme a las mejores prácticas y recomendaciones de los Organismos Internacionales que promueven la lucha contra el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo, incluyendo también la obligatoriedad de las entidades de intermediación financiera de efectuar la debida diligencia para identificar y reportar a las autoridades competentes, las transacciones efectuadas por los clientes identificados como estadounidenses, en virtud del acuerdo intergubernamental relativo a la Ley sobre el Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (FATCA, por sus siglas en inglés).

  1. Fortalecimiento de la supervisión

La Superintendencia de Bancos de la República Dominicana, en el año 2009, inició formalmente el proceso de Implementación del Modelo de Supervisión Basada en Riesgos con la adopción del modelo base del Organismo Supervisor de Canadá (OSFI, por sus siglas en inglés).

El modelo de supervisión basada en riesgos se aplica en función del tamaño, complejidad, perfil de riesgo e importancia sistémica de la entidad.

En el marco de dicho modelo, el proceso de supervisión realizado contempla una evaluación exhaustiva del control interno para la prevención de lavado de activos y financiamiento al terrorismo, en la cual se verifica la debida diligencia que realiza la entidad a los tipos de clientes, productos y servicios, zona geográfica y canales de distribución; así como las relaciones de la entidad supervisada con otras instituciones financieras (nacionales y extranjera).

Asimismo, se evalúan las debidas diligencias aplicadas a bancos corresponsales y proveedores de servicios, a la tercerización de los procesos y desarrollo tecnológico, además del cumplimiento de los Reportes de Transacciones en Efectivo (RTE) y de Transacciones Sospechosas (ROS), y el mantenimiento de registros por un periodo de diez (10) años posteriores a la cancelación de la operación, conforme al requerimiento de la Ley No. 183-02 Monetaria y Financiera de fecha 21 de noviembre de 2002.

  1. Avances en el cumplimiento de la Ley FATCA

En cuanto al cumplimiento de la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (FATCA, por sus siglas en inglés), la República Dominicana es una jurisdicción con un Acuerdo en Sustancia, por lo cual está siendo considerada como si tuviera un Acuerdo Intergubernamental (IGA, por sus siglas en inglés), conforme al anuncio realizado por el Departamento del Tesoro y el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, mediante el Aviso 2014-38, y en vista de que el país continúa demostrando interés en darle cumplimiento a dicho acuerdo.

Actualmente, una comisión interinstitucional conformada por el Ministerio de Hacienda, Banco Central de la República Dominicana, Dirección General de Impuestos Internos (DGII), Superintendencia de Valores y Superintendencia de Bancos está revisando la traducción del acuerdo recibido del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, a fin de formalizarlo en el menor tiempo posible.

    4. Fortalecimiento de los requisitos y registros de información

Conforme a las disposiciones de la Ley No. 72-02, las entidades de intermediación financiera y cambiaria deben remitir, dentro de los primeros quince (15) días de cada mes, mediante formularios o a través de soporte magnético a la Unidad de Análisis Financiero (UAF), vía la Superintendencia de Bancos, todas las transacciones en efectivo realizadas en el mes anterior que superen la cantidad de diez mil dólares de los Estados Unidos de América (US$10,000.00) u otra moneda extranjera o su equivalente en moneda nacional, calculado en base a la tasa oficial de cambio establecida por el Banco Central de la República Dominicana.

En el marco de las acciones orientadas a fortalecer los mecanismos de supervisión para la prevención del lavado de activos, la Superintendencia de Bancos ha desarrollado una plataforma de análisis, a partir de una base de datos consolidada con los maestros de clientes de todas las entidades supervisadas, que le permite analizar perfiles de clientes, generando patrones de comportamiento, características, entre otros parámetros de análisis para fortalecer los mecanismos de supervisión.

Adicionalmente, se están realizando cambios en el requerimiento de información para los reportes de operaciones sospechosas (ROS), ampliando los campos de descripción, con la finalidad de obtener mayor información sobre las transacciones sospechosas.

  1. Capacidad sancionadora

 Desde diciembre de 2009, la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana ha aplicado a entidades de intermediación financiera y cambiaria un total de ochenta y cuatro (84) procesos sancionadores, de los cuales el 97.6% corresponden a sanciones pecuniarias por un monto ascendente a RD$30,969,543.00, por infracciones a las normativas referentes a la prevención de lavado de activos.

Entre las principales infracciones que generaron las sanciones se destacan incumplimientos en los requerimientos normativos relativos a la identificación de los clientes, reportes de transacciones en efectivo, transacciones sospechosas, procedimientos y órganos de control interno, entre otros incumplimientos.

  1. Fortalecimiento de los controles y disposiciones de Debida Diligencia

El fortalecimiento y actualización de las disposiciones normativas, conforme a la evolución del mercado y las mejores prácticas internacionales, así como las estrategias adoptadas por las entidades de intermediación financiera, han contribuido al establecimiento de sistemas de controles internos robustos que promueven la realización de operaciones seguras y prudentes y una adecuada gestión de negocios, acorde a la naturaleza, tamaño, complejidad y perfil de riesgos de las entidades.

En ese sentido, las entidades de intermediación financiera reguladas cuentan con controles adecuados para la prevención de lavado de activos, para el conocimiento de sus clientes, así como para la identificación, seguimiento, reporte y control de las operaciones, conforme a las disposiciones normativas vigentes.

Adicionalmente, desde la Administración Monetaria y Financiera, así como por iniciativas propias de las entidades reguladas se ha promovido el fortalecimiento de la formación y actualización permanente de los recursos humanos en los temas de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, a través de la realización de cursos de certificación en antilavado de activos, además de congresos en los cuales se abordan análisis y debates sobre el lavado de dinero, conforme a las mejores prácticas sobre la materia, lo que ha contribuido a fortalecer la capacidad, estructuras y prácticas de control de las entidades de intermediación financiera.

  1. Remisión de alertas a las entidades de intermediación financiera y cambiaria para el fortalecimiento de las medidas de prevención de lavado de activos.

La Superintendencia de Bancos alerta periódicamente a las entidades de intermediación financiera y cambiaria, con el fin de que tomen medidas orientadas al monitoreo, análisis y suministro de informaciones que incluyan la mayor cantidad de detalle posible sobre productos o servicios que figuren registrados a nombre de las personas físicas y jurídicas cuando proceda, del originador o beneficiario final, que ingresan a las diversas listas citadas anteriormente, así como de los casos que ocurren internacionalmente vinculados a la financiación del terrorismo u otros delitos conexos.

Esto se realiza con base en el Artículo 74, de la Ley 267-08 sobre Terrorismo que requiere la existencia de alertas sobre actividades terroristas en el ámbito nacional o internacional, así como en el Apartado (a) Párrafo 1, Artículo 14, de la Resolución No. 333-03 que aprueba la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción, suscrita por el Gobierno de la República Dominicana en fecha 10 de diciembre del año 2003, que requiere establecer medidas especiales a los servicios de transferencia de dinero o valores con el fin de comunicar a los organismos correspondientes, incluyendo al Ministerio de Relaciones Exteriores y al Departamento de Inteligencia Antiterrorista y Control de Armamentos del Ministerio de Defensa (MIDE), FF.AA., los posibles hallazgos que resultasen, con el fin de tomar en conjunto las medidas de lugar.

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar...