Tu dominio de la tecnología revela la generación a la que perteneces

Contenido

Ser parte de una generación no sólo tiene que ver con la edad. Existen también diversos elementos distintivos de cada una de ellas: hechos políticos y sociales que vivieron, la tecnología predominante, su edad, por mencionar algunos de ellos.

La Generación BB, X, Y, Z

Si se tiene presente la adopción de la tecnología se advierten tres segmentos que agrupan a cuatro generaciones: Baby Boombers, X, Y, Z.

En este sentido, resulta conveniente para las organizaciones tener una visión integral de las diversas generaciones que conforman sus públicos internos y externos, para potenciar su relación y comunicación con ellas.

 

Los Análogos: nacieron “no digitales” y no migraron. Incluye a Generación BB (Baby Boombers).

■ Generación Baby Boomber (BB): las personas de esta generación son pacientes, participativos y leales a las organizaciones donde se desempeñan (“se ponen la camiseta”) y a las marcas. Tienen un alto compromiso, espíritu de sacrificio y una relación de amor/odio con la autoridad.

Los Inmigrantes Digitales: nacieron en un entorno no digital, pero han adoptado las tecnologías de la información. Incluye a la Generación X.

■ Generación X: los miembros de esta generación ofician de “puente” entre las demás generaciones. Tienen un componente rebelde, son confiados en sí mismos y competitivos con los demás y consigo mismo. El liderazgo que ejercen es por competencia, queriendo demostrar su conocimiento y capacidad frente a sus seguidores. Si hiciéramos una analogía con un cerebro serían el hemisferio izquierdo (vinculado a lo racional), caracterizados por un pensamiento lógico. Al igual que los Baby Boombers tienen una alfabetización tradicional –basada en libros- y lineal.

Los Nativos Digitales: nacieron digitales. Incluye la generación Y y la generación Z.

■ Generación Y: poseen una elevada formación académica. Son creativos, justicieros, optimistas, espontáneos y ambiciosos. Ponen énfasis en el balance entre la vida y el trabajo, pero por sobre todas las cosas quieren disfrutar de la vida. Tienen mucha capacidad de absorber grandes cantidades de información de una forma no tradicional (no lineal) pero a diferencia de las generaciones anteriores tienen menor profundidad en los datos. Son más visuales y, siguiendo la analogía del cerebro, están más relacionados al hemisferio derecho donde predomina lo emocional.

■ Generación Z: Son los verdaderos “nativos digitales” que hablan el lenguaje digital desde su nacimiento de los ordenadores, Internet y los videojuegos. Crecen con la tecnología, incluyendo Internet, dispositivos (smartphones, tablets, phablets) y juegos sofisticados. Piensan, aprenden y procesan la información de manera diferente. Su cultura no se define por la edad, sino por la forma en que interactúan con las tecnologías de información, las otras personas y las instituciones. Su historia no se ha escrito todavía, pero seguramente será muy buena.

Vale aclarar que además de las cuatro generaciones anteriores, existen otras dos: la Generación Silenciosa (1925-1945) y la Generación Alfa (2011-2025), que serán motivo de otras columnas.

La Generación Y en el trabajo y en el consumo

Alejandro Mascó plantea que en el ámbito laboral las áreas de personal y recursos humanos se formulan la pregunta equivocada para la Generación Y: ¿cómo retenerlos?; mientras que si tuvieran en cuenta su escasa lealtad hacia las organizaciones, poca paciencia y amor por el cambio, deberían preguntarse ¿cómo hacemos para que este empleado de lo mejor de sí mientras trabaja en nuestra empresa y después, cuando se vaya, hable bien de nosotros?

Además de lo anterior, son capaces de realizar muchas tareas al mismo tiempo (multitasking) de manera práctica y si bien son individualistas están orientados a la inclusión. Con respecto a sus jefes (en su mayoría generación X) agradecen el feedback y valoran a los líderes que los contienen y guían durante el proceso de formación, pero detestan el inadecuado trato y la falta de reconocimiento.

Con respecto al consumo, cuando se conectan con una marca busca conectarse con lo auténtico y lo real. Las marcas que tienen una actitud responsable con el medio ambiente y se muestran más humanas tienen las de ganar. Durante el proceso previo a la compra exigen información a las marcas, pero saben lo que piensan los demás de ella. Tienen acceso a la información, en todo momento, desde cualquier lugar.

En la actualidad las diferentes generaciones conviven en el mundo, en las familias y en las organizaciones, lo que para muchos implica todo un desafío en las relaciones.

❝Es importante ver lo positivo de cada generación y saber que tienen algo que aportar. La diversidad suma❞, afirma Alejandro Mascó. ●

Fuente: Sebastian Turello (@SebaTurello) de Turello.com.ar

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar...