Sanar una nación: ningún aporte es pequeño

Contenido

En menos de cinco años, 2.5 millones de personas de escasos recursos del país han sido beneficiadas con las acciones positivas de la red “Sanar una nación”,  una alianza de responsabilidad socio-empresarial que ha entregado  medicamentos para enfermedades crónicas, alimentos fortificados y suministros médicos para niños, ancianos y embarazadas.

Cuando han ocurrido fenómenos naturales que han impactado la nación, han captado recursos y donaciones en Estados Unidos para ayudar a los afectados.

El esfuerzo de esta red está cuantificado.  Los recursos destinados han implicado una inversión de 7,000 millones  de pesos en medicamentos e insumos médicos, 15.8 millones en alimentos fortificados y 15.8 millones en porciones de alimentos fortificados.

Esta alianza, que funciona desde el 2013 bajo el lema “ningún aporte es pequeño”, hace que cada donación sea multiplicada por 47, a fin de ir aumentando el número de beneficiarios.

Esta alianza la integran el Grupo Rica, el Grupo Popular, el Grupo Ramos y el Grupo Universal, que trabajan junto con la ONG CitiHope  Internacional, y con el apoyo del grupo Pagés. Esta organización ha hecho posible que los aportes lleguen a las personas más necesitadas a través de cerca de 140 instituciones que trabajan en materia de salud con colectivos desfavorecidos económicamente.

Específicamente, sus aportes van dirigidos a instituciones gubernamentales, hospitales, unidades de atención primaria y asociaciones sin fines de lucro.

En el 2017, la población beneficiada fueron 5,000 niños de 6 meses a 5 años, y 2,835 mujeres embarazadas, con multivitaminas y desparasitantes; además de 104,027 pacientes, con medicamentos para hipertensión, diabetes, colesterol, infecciones respiratorias y otras enfermedades.

El aporte realizado el año pasado fue canalizado a través de 30 instituciones y conllevó una inversión de 340 millones de pesos.

La labor desarrollada en el país por esta alianza fue detallada por representantes del Comité Fiduciario y del Comité Directivo durante el Desayuno de Listín Diario, que preside su director Miguel Franjul.

Asistieron José Mármol y Elías Dinzey, en representación del Grupo Popular; Christy Luciano, del Grupo  Universal; Timothy Tuccelli, de la ONG CitiHope Internacional; Felipe Pagés, del grupo Pagés; Berenice Méndez, del Grupo Ramos; Wenceslao Soto, de Fundación Rica, y Yulissa Ureña, coordinadora del proyecto. El encuentro, además, contó con la presencia de la directora del Plan Lea del Listín Diario, Rosario Vásquez, quien expuso a los participantes sobre “Sanar una nación”.

Impacto de las acciones
Timothy Tuccelli, de la ONG CitiHope Internacional, expuso que los alimentos y medicamentos son distribuidos a través de las entidades aliadas, que a su vez trabajan con otras organizaciones.

Indicó que antes de  entregar los aportes se evalúan las características de los beneficiarios, para luego poder garantizar su impacto.

“No somos la solución permanente, pero queremos llegar a un punto donde ya no se necesite la donación”, sostuvo Tuccelli. Puntualizó que antes de empezar esa labor hicieron un levantamiento en el país. Aseguró que con el programa que desarrollan en el país es que se siente más orgullosa la ONG CitiHope.

PROMUEVEN UNA ATENCIÓN INTEGRAL
Los representantes de la alianza entienden que están salvando vidas y evitando que las madres entren en un círculo de pobreza. Explicaron que los medicamentos son suplidos de manera continua y sin ningún costo.

“Un paciente con el que trabajamos tendrá garantizado su tratamiento”, puntualizó Mármol. Christy Luciano enfatizó que las donaciones van dirigidas a todo el que necesita una atención médica. Resaltó la transparencia con que manejan las donaciones. El Comité directivo de la organización se reúne cada dos años y rinde un informe a los presidentes de los grupos económicos que integran la alianza.

Se preocupan de que cada donación llegue a la persona correcta. Wenceslao Soto citó entre las instituciones estatales con las cuales colaboran a la Vicepresidencia de la República, a través del programa Progresando; el Despacho de la Primera Dama, y el Centro de Operaciones de Emergencia.

Destacó la colaboración que le han brindado el ministerio de Hacienda, Salud Pública y Aduanas en el proceso de importación de los medicamentos y alimentos. Las personas pueden hacer aportes voluntarios. Consideran que mientras más donaciones reciben mayor será el impacto del programa.

Entre julio del 2015 y diciembre del 2017 recibieron recaudaciones locales espontáneas ascendentes a 1.5 millones de pesos. Las recaudaciones se hacen vía una alcancía disponible en el grupo Ramos, y a través de cuentas bancarias disponibles en la página web de la red.

Verifican que los receptores tengan las condiciones adecuadas para tener los medicamentos y alimentos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Te puede interesar...