Reputación e imagen de marca

Contenido

Autor:  Juan Pumarol

Para tener la reputación que quieres, debes definir quien quieres ser.

En marketing se refiere, para las marcas de productos o servicios, y para las marcas personales, a definir su ESENCIA.

Sin una definición clara de la esencia, se asume el riesgo de andar presentando una personalidad, un comportamiento variable, disperso, confuso, que no logre establecer un posicionamiento diferenciador, y que al final no provocará ninguna conexión.

Seguirle detrás a otros, a lo que está de moda, sin saber el porqué, ni si es en verdad lo que usted quiere ser, puede convertir su marca en un ‘’sin rumbo’’, un imitador o indefinido.

Desarrollar una marca se trata de educar a sus consumidores y colaboradores, sobre sus principios. Una vez que usted ha educado a sus clientes objetivo sobre sus principios, entonces ellos saben que esperar.

Y son esos principios los que guían las acciones de la marca. Por ejemplo, Volvo siempre ha asociado su marca con la gran preocupación por la seguridad. Ese es el principio que la guía.

Qué es la esencia de Marca?

La esencia es el significado implícito de su objetivo y su función, el cual está directamente relacionado a como las acciones están guiadas por los principios. Y la reputación es un resultado de esas acciones.

Hablar de esencia de marca, no tiene nada que ver con un logo.

Hablamos de la combinación e inter-relación y consistencia entre definiciones estratégicas como:

Es importante definir la esencia, para evitar pervertir su marca. Por ejemplo Harley Davison, una afamada marca de motores de alta gama, asociada muy fuertemente a la aventura y hasta cierto punto con la masculinidad, intentó en algún momento, lanzar una marca de jabón-gel de baño y Colgate lo intentó con una línea de snacks.

Ambos casos trajeron, entre sus consumidores habituales y líderes de opinión,  reacciones muy desfavorables para las nuevas líneas, para sus categorías tradicionales muy bien posicionadas y para las marcas institucionales, por verse alterandos sus principios. Sus esencias.

Eso es lo que debe evitarse. Inclusive cuando el éxito se presenta, y las voces – tentaciones de la expansión y la diversificación  suenan, en las organizaciones o marcas personales.

Mantenga la mente, los ojos, los oidos y los demás sentidos atentos a la coherencia entre sus objetivos, sus principios y su comportamiento. El de su marca, sus empleados y sus suplidores.

Para construir y mantenerse coherente con su esencia, debe reflexionar y luego monitorear la consistencia entre:

 

Evite pervertir su marca. Defina su esencia. Provoque que digan de su marca lo que quiere escuchar. Haga que su reputación sea el resultado que proyectó que su esencia generaría.

Persiga que su ESENCIA…. sea una

Estrategia Sostenible de una Expresión Natural .. y Consistente de una Imagen Auténtica … y única de su marca. Eso permitirá  crear emoción y conexión!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Te puede interesar...