Proindustria te invita a emprender

Contenido

Proindustria tiene un servicio gratuito de Preincubación y Aceleración de emprendimientos para la industria.  Ofrece asistencia técnica a todos los emprendedores,  en cada una de las áreas de negocios,  para apoyar el  desarrollo de sus iniciativas empresariales y poder así concretar su idea, o proyecto.

Ana Cecilia Alvarez estuvo compartiendo cabina con nosotros para contarnos los programas que desde Proindustria ofrecen y que tienen como objetivo principal apoyar el desarrollo de modelo de negocios y vincular a los emprendedores a los organismos indicados para que esos proyectos puedan pasar al próximo nivel.

El servicio de Proindustria esta dirigido a todos los emprendedores y empresas en proceso de incubación y/o aceleración, pertenecientes al sector manufacturero industrial.  Quienes pueden acceder de manera GRATUITA a estos servicios vía  formulario Online, o correo electrónico, o en persona, conjuntamente con la ficha técnica disponible en la web site de PROINDUSTRIA, anexando currículo y copia de cédula, para ser analizada por los consultores.

 

  • Las incubadoras de empresas normalmente son patrocinadas, apoyadas y operadas por compañías privadas, entidades gubernamentales o universidades. Su propósito primordial es ayudar a crear y crecer empresas jóvenes proveyéndolas con el apoyo necesario de servicios técnicos y financieros. En pocas palabras una incubadora es una  “Fábrica de Empresas”.

    El modelo de trabajo de las incubadoras es el siguiente: Pre-Incubación, Incubación, Post Incubación y Aceleración.

    Pre-incubación

    Trata del armado y afinación del plan de negocio de un proyecto emprendedor. El producto final de esta parte del proceso busca la refinación de la idea de negocio, definición del modelo de negocio y validación del mismo a través de procesos de investigación de mercados como  encuestas o grupos de enfoque.

    Incubación

    Es la fase en que el proyecto se lleva a cabo e inicia operaciones, y se da seguimiento al impacto real de éste. Se prospectan cambios y se verifican objetivos. Implica un periodo de trabajo de entre 12 y 18 meses. En este proceso se implementa la planeación y se desarrollan de manera real los modelos de trabajo planteados en el plan de negocio para las diversas áreas de la nueva empresa como producción, mercadotecnia y recursos humanos.

    La incubación es uno de los instrumentos por excelencia de política social en la medida en que contribuyen a la generación de empleo, incluso puede ser un instrumento de política medioambiental al desarrollar buenas prácticas en este ámbito en las empresas incubadas.

    Post-incubación

    Este proceso va después que se ha puesto en marcha el negocio, se da seguimiento a través de asesorías para la aplicación de mejoras para el fortalecimiento del proyecto. Además en esta etapa se fortalecen las áreas de oportunidad. El periodo crítico tarda seis meses.

    Para tener constancia de estos avances se prepara un informe final del estado de la empresa y se revisan la misma documentación que se solicita en el proceso de incubación actualizada a la fecha.

    Pasado este tiempo se considera la empresa graduada, porque puede continuar sola su proyecto de crecimiento.

    Aceleración

    Más allá de una definición, diríamos que el objetivo de la aceleración es aumentar las probabilidades de éxito de un proyecto empresarial incipiente.

    La aceleración es una cuestión de velocidad en alcanzar el objetivo, pero también velocidad en rectificar caminos que no llevan a ninguna parte y que perseguidos en exceso llevan a la industria al peor de los escenarios: la bancarrota.

    Una de las claves es ofrecer lo necesario para poder gestionar el entorno de incertidumbre que rodea la creación de empresas.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Te puede interesar...