No tuvo una computadora de niño y ahora es el CEO de Google

Contenido

El CEO de Google, Sundar Pichai, creció en Chennai, India, con poco acceso a un teléfono, y mucho menos a una computadora o Internet. Pero fue esta educación la que ayudó a mostrarle qué tan poderosa podría ser la tecnología.

La familia Pichai esperó cinco años para poder tener un teléfono. Cuando lo lograron, sus vecinos llegarían a su casa para hacer llamadas.

“Se convirtió en algo comunitario”, dijo Pichai a CNN. “Así que para mí, eso muestra el poder de lo que es posible con la tecnología”.

Pichai no tuvo una computadora propia hasta que se mudó a Estados Unidos para asistir a la Universidad de Stanford con una beca. El resto es historia.

Él se graduó de Stanford con una maestría en ingeniería y luego obtuvo un MBA de la Escuela Wharton de la Universidad de Pennsylvania.

Pichai trabajó en Applied Materials y McKinsey antes de unirse a Google en 2004. Ahí desempeñó varios puestos incluyendo la supervisión de Chrome, jefe de producto de Google y director del sistema operativo Android. Se convirtió en CEO en 2015.

Al preguntarle si cree que el “sueño americano” sigue vivo, Pichai dijo que él aún cree que Estados Unidos es una “tierra de oportunidades”.

“Todavía creo que eso es cierto actualmente”, dijo. “Pero creo que necesitamos trabajar duro para asegurarnos de que sea cierto”.

Lee: Esto opina el CEO de Google de la Inteligencia Artificial

Una gran parte de ello es asegurarse de que los inmigrantes tengan un camino al éxito. Pichai ha señalado al Congreso para proteger a los llamados Dreamers y ha abogado por la inmigración altamente calificada.

“Si observas la industria de la tecnología… a todas las empresas líderes, muchas de ellas fueron fundadas por inmigrantes”, dijo. “Nuestro liderazgo en tecnología proviene de nuestra habilidad de atraer a los mejores científicos computacionales, investigadores de IA. Creo que es importante que continuemos haciendo eso”.

Convertirse en CEO de Google fue “la oportunidad de la vida”, dijo Pichai. Pero no fue algo que hubiera pedido. Él dijo haberse sorprendido cuando los cofundadores de Google Larry Page y Sergey Brin se acercaron a él para discutirlo.

“Estaba ocupado creando productos. Y no anticipé realmente a dónde iría esto”, dijo.
Pichai se ha enfrentado a grandes retos en su puesto, incluyendo las preocupaciones sobre la privacidad de los usuarios, asuntos de género y diversidad en la empresa y las manifestaciones de los empleados. También ha testificado frente al Capitolio sobre la privacidad y podría enfrentar una posible investigación antimonopolio de Estados Unidos a su compañía.

“Es el trabajo del CEO ser el director de ética, dada la escala del impacto de la tecnología sobre la sociedad”, dijo. “Lo veo como una parte fundamental de mi papel. Pero creo que la ética tiene que encontrarse en todos los niveles de las organizaciones”.

A medida que la gente se preocupa más por la privacidad de los datos, Pichai dijo que Google está buscando formas de facilitar a los usuarios la posibilidad de minimizar su información y tener más control sobre sus datos. Por ejemplo, la compañía anunció recientemente una forma para que los usuarios eliminen automáticamente su historial de ubicación y la actividad de navegación web.

“No creo que los usuarios tengan una buena idea de cómo se usan sus datos”, dijo. “Hemos dejado que los usuarios asuman la responsabilidad en gran medida”.

Pichai también está abordando los desafíos dentro de la empresa. El año pasado, los empleados de Google en todo el mundo organizaron huelgas para protestar por lo que dicen es una cultura en el lugar de trabajo que se ha hecho de la vista gorda ante el acoso sexual y la discriminación.

Pichai dijo que cree que las huelgas hicieron de Google una mejor compañía.

“Nuestros empleados claramente hablaron en un momento en que la compañía no lo había hecho bien”, dijo. “Creo que es una buena parte de nuestra cultura que pudimos reconocer algo públicamente y luego trabajar duro para mejorar las cosas”.

Él dijo que una de las decisiones más importantes que tomó la empresa como resultado de esto fue el terminar con el requisito de un arbitraje forzoso. Sin embargo, algunos organizadores de las huelgas han dicho que han sentido represalias por parte de la empresa. Uno de los organizadores dejó Google a principios de este mes.

“Cuando diriges una empresa a gran escala, es extremadamente importante para mí que no haya represalias en la empresa. Me lo tomo muy en serio”, dijo Pichai. “Tenemos procesos muy rigurosos con múltiples niveles de supervisión, lo cual es importante.

Pichai dijo que las mujeres deberían tener una experiencia ‘muy incluyente’ cuando están en el trabajo. “Se trata de invertir en ellas, en el desarrollo de su carrera y en el apoyo total a su experiencia laboral”, dijo.

Sin embargo, Google tiene más trabajo por hacer para aumentar el número de mujeres en su fuerza laboral y en puestos de alto nivel. Según su informe de diversidad más reciente,
las mujeres representan el 33% de puestos en general en Google, y sólo un poco más de un cuarto de los puestos de liderazgo.

En 2017, el empleado de Google James Damore escribió un memorándum controvertido en el que criticaba las políticas de diversidad de Google. Algunos segmentos del documento como las afirmaciones de que las mujeres no tienen tan buena representación en la tecnología debido a motivos “biológicos” recibieron las críticas de Pichai. Damore, quien fue despedido, y otro exingeniero demandaron a Google por discriminación.

Pichai dijo que la lección más importante que ha aprendido en Google es escuchar las perspectivas de otras personas.

“Lo que piensas internamente, tú solo, no es suficiente”, dijo. “Tienes que escuchar las perspectivas de fuera y tienes que estar abierto a lo que está sucediendo a tu alrededor, [para] entender el impacto de tus productos y aprender y trabajar duro para hacerlo mejor.

Fuente:  CNN Expansión

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Te puede interesar...