MarketInkteraction: Sin implementación no hay teoría que valga

Contenido

Contraportada Radio.  Santo Domingo.  Para alcanzar niveles de éxito trascendentes, consistentes y un posicionamiento que conecte, es fundamental la planificación, la definición de estrategias, el establecimiento de objetivos, la investigación y la definición de roles claros.

Pero una vez que todo esto  ha sido definido, entra una parte crucial para alcanzar todo lo escrito: la implementación. Allí aparecen variables esenciales como el involucramiento, el seguimiento, la supervisión, la capacidad de ajustar y continuar, el compromiso y como si fuera poco, es la etapa donde debe aparecer la sorpresa, en enganche, la emoción y la consistencia.

Se trata, de la realidad. El momento de la verdad le llaman algunos. Hacer ocurrir lo pactado, lo escrito. Pasar de la teoría a la práctica.

Por la gran importancia de esta etapa, en la realización de las metas, algunos autores han llegado a llamarle: ‘’el arte de la implementación’’, para marcar su protagonismo en el logro de un buen desempeño de las organizaciones, sus equipos y sus marcas.

Cuando se pregunta a los líderes de las organizaciones sobre sus prioridades, de inmediato responden que su foco en la definición de las estrategias. Y está bien.

Desafortunadamente, pasa con frecuencia, que muchos de ellos no incluyen en sus respuestas, una parte complementaria que evidencie que pone igual energía y recursos, en la visualización y análisis de implementación de esas estrategias, en toda y con toda la organización.

La mayoría de las estrategias no fracasan por su formulación, sino por una pobre o inconsistente implementación.

Para ejecutar exitosamente las estrategias de la organización y de las marcas, es importante lograr el foco de cada colaborador. Es responsabilidad de los líderes crear, monitorear y recompensar ese foco de su gente.

Scott Edinger, colaborador de la Revista FORBES, ofrece poner atención a tres C’s para alcanzar una buena implementación:

Clarificar la estrategia: en dominicano, aterrizarla.

En muchos casos las redacciones de las estrategias están a un nivel muy alto. No entendibles para los niveles medios y menos para los niveles de las primeras líneas.

Entonces, si las personas no entienden las estrategias, no hay forma de que se conecten con ellas y sepan que hacer, cuando y como, para aportar su parte.

Comunicar su estrategia: No asuma que con un solo esfuerzo, ya todos habrán conocido la estrategia, su esencia y objetivos.

Garantice una poderosa estrategia de comunicación dentro de la organización, para que en cada nivel se conozca. Utilice todos los medios [internet, blogs, reuniones departamentales, monitores, carteles, murales en áreas de almuerzo, intranet, entre otros].

Cascadear la estrategia: se trata de crear las dinámicas de formación e información y hasta de coaching, para evangelizar la estrategia y los planes de acción en Gerentes, Coordinadores, Supervisores, Vendedores, personal de servicio. En fin, lograr la alineación de todos con la estrategia de la organización.

Adicionalmente, debe también garantizar que ha identificado y dispone de los recursos humanos [estructuras] y económicos que se requieren para la implementación.

Finalmente, no olvide definir los indicadores de monitores a los avances y la claridad en los roles – responsabilidades.

Nada fácil, pero imprescindible para poder pasar, de la teoría a los hechos y a los resultados.

**Entonces, todos a bordo del BrandWagon [el vagón de la marca], explote su genética, construya una marca de experiencias robustas, muestre emoción y pasión [y sus empleados también] y proteja el medio ambiente de su marca. Mire todo, que todo tiene un impacto en la construcción del posicionamiento.

Aprenda de los grandes, evite la arrogancia del éxito! Y la comodidad de la complacencia.

Para vender bien, para crear experiencias a otros, para disfrutar lo que hacemos, hay que vivirlo. Para vivirlo y hacerlo ocurrir, hay que sentirlo.

Cuídese el EGO. El principal enemigo de su crecimiento. Al momento de emprender, el EGO es el principal desafío. Cuando las cosas no salen bien y caemos, también. Cuando las cosas nos salen super bien, igual!. Liderazgo desde la humildad, la receta.

Leonardo da Vinci dijo en una oportunidad, algo como esto: ‘’la simplicidad es al final, la verdadera sofisticación’’

Recuerde: que los cambios fundamentales, requieren cambios en los fundamentos.

… también que en el  Marketing cómo en la vida, no se trata de cómo se inicia, sino cómo se termina. Y con cuál reputación termina empacando su imagen y la de sus marcas.

La mejor herramienta para convencer a otros, conectarlos, venderles su propuesta, es transmitir  ENTUSIASMO y OPTIMISMO. Desayune pesao con estas dos actitudes.

… Construya  y mantenga una Buena REPUTACION [REPUTACION= EXPERIENCIA – EXPECTATIVAS] cuidadando, defendiendo y practicando  3C’s:  Consistencia, Consistencia y Consistencia.

Sin [EMOCION] no hay [CONEXION]. !  Hasta la próxima semana.

Autor:  Juan Pumarol

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Te puede interesar...