Gobierno remediará los pasivos ambientales históricos en mina Cotuí

Contenido

La empresa minera Barrick Pueblo Viejo será el agente de ejecución de las obras, que incluye el cierre de la presa de Mejita, aportando US$75.0 millones, mientras que el Gobierno erogará US$25 millones en un plan a diez años, con cinco años de ejecución y cinco de gracia.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Ministerio de Energía y Minas y la empresa Pueblo Viejo Dominicana Corporation (Barrick Pueblo Viejo) suscribieron este miércoles el Acuerdo de Administración del Pasivo Medioambiental Histórico y el Plan de Administración Medioambiental del Estado, dirigidos a intervenir y a remediar áreas con pasivos ambientales dejados en la mina de Cotuí.

El convenio fue suscrito por el ministro Antonio Isa Conde y el presidente de Barrick Pueblo Viejo, Manuel Rocha, en cumplimiento de lo establecido en el Acuerdo Especial de Arrendamiento de Derechos Mineros (CEAM), mediante el cual la minera opera el yacimiento de metales de la provincia Sánchez Ramírez.

Uno de los objetivos prioritarios es el cierre de la presa de cola de Mejita, que implicará el reforzamiento del muro y la extracción de las aguas, con lo cual se eliminarán riesgos ambientales indeseados, explicó Isa Conde, quien subrayó que este Plan de Administración Medioambiental del Estado debió haberse inciado en 2009, pero se retrasó debido a largas discusiones y estudios que era necesario realizar.

“Recordemos que el acuerdo de arrendamiento de derechos mineros, con sus modificaciones, dispone que es el Estado dominicano el responsable de la administración y remediación de los asuntos medioambientales históricos derivados de la operación de la mina de Cotuí desde los tiempos de La Rosario Dominicana”, sostuvo el ministro.

Los trabajos derivados de los acuerdos suscritos abarcarán la remediación en las presa de cola Cumba, Hondo Norte, Hondo Sur, Las Lagunas, reubicación y disposición de los suelos impactados con mercurio, intervención de la Cañada Honda, ríos Maguaca y Margajita, así como el resorvorio Hatillo y las instalaciones para la disposiciones de sedimentos, entre otros.

Las ejecuciones implican una inversión total de más de US$100 millones, de los cuales la minera, a cargo de las obras, aporta US$75.0 millones, mientras que el Estado asume una inversión de alrededor de US$25.0 millones y se ocupa de las labores de supervisión de personal, maquinarias herramientas, bienes intangibles y obras de infraestructura. El plan fue concebido bajo un esquema de trabajo de diez años, cinco de ejecución y cinco de gracia.

El acuerdo es producto de un consenso logrado en el seno de la comisión técnica estatal creada para estos fines y que está compuesta, además de Energía y Minas, por los ministerios de Industria y Comercio, Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

En la rueda de prensa estuvieron presentes el ministro de Medio Ambiente, Bautista Rojas Gómez; el director del INDHRI, Olgo Fernández y representantes de las instituciones que conforman el comité técnico.

Isa Conde agradeció los aportes para pactar la remediación ambiental en Cotuí a los ministerios de la Presidencia, Economía, Hacienda, Defensa, así como a las direcciones generales de la Dirección de Aduanas (DGA) e Impuestos Internos (DGII).

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar...