En exceso, hasta las mejores cualidades, pueden restar!

Contenido

Autor:  Juan Pumarol

 

Esta semana me quiero referir a un planteamiento que apareció este pasado lunes, en un artículo de la revista Harvard Business Review, que nos pareció interesante abordar su contenido y mensajes.

Se refiere a que los líderes, aquellos con la responsabilidad de gestionar gente y coordinarlos para que alcancen los objetivos de la organización, exhiben fortalezas [profesionales o personales], que los distinguen

Pero esas mismas características, utilizadas en exceso, sobre-utilizadas, pueden provocar efectos adversos. Pueden restar y no sumar.

Compartimos 3 ejemplos, para establecer la idea:

1. Autocontrol. Una cualidad muy potente en la gestión de colaboradores y especialmente equipos de alto impacto, pero utilizado en exceso, pudiera tornarse en rigidez. Pudiendo su equipo entender que no tiene sentimientos, que no es capaz de flexibilizar. Puede perder el toque de humanidad, tan importante, para generar sentido de pertenencia y con ello el compromiso que lleva al logro de los objetivos.

2. Coraje, Drive, Empuje, Impulso. Sin dudas, características que se buscan en los líderes de equipos, en los vendedores, en las empresas empeñadas en dar respuestas rápidas. Pero una sobre-dósis de Coraje, también pudiera transmitir apresuramiento, improvisación y en el peor de los casos, imprudencia. Algo que nadie quiere dejar como diferenciación en la experiencia de sus clientes.

3. Capitalizar su Fortaleza de honestidad. Decir las cosas como son, con claridad y enfáticamente, hasta el extremo de la crueldad, es otro ejemplo de cuando el sobreuso de una fortaleza de dirección, pudiera convertirse en cualidades que resten.

Especialmente en momentos de mucho estress, apelamos a las cualidades y fortalezas que mejor nos han funcionado en el pasado. Es allí donde pudiera aparecer la tentación por sobre-utilizarlas. Hacerlo en extremos, obviando las consecuencias negativas que traen.

Como todo en la vida, incluyendo la gestión de empresas y marcas, también hay que tener la habilidad de gestionar con balance. Ni tanto que empalague, ni tan poco, que amargue.

 

 

Piense en esas reflexiones y haga uso de sus fortalezas con moderación. Gracias por escucharlas y esperamos le puedan ser útiles.

 

Aprenda de los grandes, evite la arrogancia del éxito! Y la comodidad de la complacencia.

.

Recuerde: que los cambios fundamentales, requieren cambios en los fundamentos.

 

… también que en el  Marketing cómo en la vida, no se trata de cómo se inicia, sino cómo se termina. Y con cuál reputación termina empacando su imagen y la de sus marcas.

 

La mejor herramienta para convencer a otros, conectarlos, venderles su propuesta, es transmitir  ENTUSIASMO y OPTIMISMO. Desayune pesao con estas dos actitudes.

 

… Construya  y mantenga una Buena REPUTACION [REPUTACION= EXPERIENCIA – EXPECTATIVAS] cuidadando, defendiendo y practicando  3C’s:  Consistencia, Consistencia y Consistencia.

 

Sin [EMOCION] no hay [CONEXION]. !

 

Hasta la próxima semana.

 

 

 

 

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Te puede interesar...