El Bacalao Noruego en la educación infantil: Cómo introducir el pescado a los niños en casa

Contenido

[column width=”1/1″ last=”true” title=”” title_type=”single” animation=”none” implicit=”true”]

 

[/column]

El pescado es un alimento que se introduce en la alimentación del bebé a partir de su décimo mes de vida. Es un alimento muy saludable que aporta muchos nutrientes a nuestro organismo. A los pequeños, en un principio les suele gustar la textura, pero una vez degustado, el sabor les hace reconsiderar su gusto inicial.

El pescado puede ser fresco o congelado, pero se recomienda más la segunda opción puesto que tiene los mismos valores nutritivos que el fresco y se puede impedir el contagio del parásito del Anisakis. Además, es recomendable para su primer acercamiento que sean pescados blancos con suficientes valores nutritivos.

Una vez que crezca, es esencial que siga comiendo pescado ya que es un alimento muy beneficioso. Contiene vitaminas A, D complejo B y minerales, principalmente fósforo.

Es idóneo consultar con el pediatra su consumo adecuado, de esta forma se evitan contratiempos relacionados a la salud.

A algunos niños no les gusta comer pescado. En estos casos, puedes recurrir a diferentes trucos como mezclárselo con otros ingredientes que sí le gusten y hacer, por ejemplo, hamburguesas o croquetas. O presentárselo de manera atractiva y divertida.

El bacalao noruego es una excelente opción a la hora de preparar pescados para los niños, ya que además de sus múltiples vitaminas y beneficios para la salud, permite preparar diversas recetas muy alimenticias y divertidas para los más pequeños de la casa.

 

Receta divertida para niños

Albóndigas de bacalao noruego

Ingredientes

  • 500 gr. lomos de bacalao noruego
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pan molido
  • Pimienta
  • Sal
  • 4 papas
  • 2 huevos

Preparación

  • Picar el bacalao noruego, mezclar en un bowl con un huevo, pan molido y sal, si es necesario añadir otro huevo.
  • Formar las albóndigas, pasar por la harina y freír en una sartén hasta dorarlas ligeramente.
  • Pelar las papas, partir en trozos grandes y hervir en agua con sal y dos cucharadas de aceite.
  • Cuando estén cocidas triturar, tiene que quedar un puré muy clarito.
  • Disponer las albóndigas sobre el puré, calentar y servir.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Te puede interesar...